Cerrar close

Clonación de tarjetas y medios de pago

La clonación es uno de los principales fraudes que sufren los usuarios de servicios financieros y de tarjetas comerciales o de servicios.

Si utilizas tarjetas para realizar tus pagos, debes tomar precauciones, pues los fraudes suelen ocurrir cuando menos te imaginas.

Las posibles causas son:

  • Robo o extravío del plástico.
  • Clonación de la banda magnética en cajeros o terminales.
  • Compras por teléfono o por internet.
  • Transferencias electrónicas.
  • Obtención de datos personales a través de ingeniería social y prácticas engañosas para obtener datos en cajeros automáticos.

Estadísticas

Cifras de la Condusef (Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros) refieren, por ejemplo, que a junio del año pasado se habían presentado 2.4 millones de reclamaciones por parte de los usuarios de servicios financieros, de los cuales más de 1.6 millones eran imputables a un posible fraude.

La CNBV (Comisión Nacional Bancaria y de Valores) reporta que de todas las compras efectuadas con tarjeta (crédito, débito y prepago) al tercer trimestre del 2015 el 4.13% de los titulares presentaron una reclamación (de los cuales el 3.8% se efectuó la compra con tarjeta no presente)

Ejemplos

1. Te ofrecen premios de sorteos en los que no participaste. O cualquier otra forma de beneficios que aparentemente te asignaron por azar, como ser intermediario de depósitos desde países exóticos y obtener jugosas comisiones con “tan sólo” proporcionar tus datos financieros.

2. Usan diferentes medios electrónicos. Puede ser a través de correos o bien, por teléfono (fijos o móviles).

3. Oferta de servicios no solicitados. ¿Te avisan que tienes problemas con tu cuenta de ahorros o algún producto bancario y te piden tu información personal? ¡Cuidado! Los correos electrónicos traen datos falsos de instituciones financieras e incluso ligan a sitios web que aparentan pertenecer a dichas entidades.

4. Páginas electrónicas falsas. Suelen ser casi idénticos, pero pueden pedirte datos que usualmente no te solicitaría tu banco (como el NIP de la tarjeta, por ejemplo).

5. Productos “de beneficio inmediato” con cargo a la tarjeta. Generalmente te venden un seguro de vida sumamente barato o un servicio de mantenimiento para electrodomésticos a precio barato. Claro, para ello debes darles tus datos de tarjeta… y luego te roban la información o hacen cargos indebidos.

6. Extracción ilegal de información, a través de las Terminales Punto de Venta y de los cajeros automáticos. A estos aparatos, los delincuentes adhieren dispositivos que obtienen la información de la banda magnética.

¿Qué es?

La clonación de los medios de pago es un delito muy común y fácil de ejecutar. Consiste en copiar los datos contenidos en la banda magnética de nuestra tarjeta de crédito para después realizar compras con ella; seguramente usted o alguien cercano ha sido víctima de esta actividad ilícita, permítanos explicarle en qué consiste y cómo actuar.

Los tipos penales establecidos en las Leyes Especiales (Ley de Instituciones de Crédito y Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito) definen a la clonación de medios de pago de la siguiente manera:

Para el ámbito bancario:

Al que sin causa legítima o sin consentimiento de quien esté facultado para ello, respecto de tarjetas de crédito, de débito, cheques, formatos o esqueletos de cheques o en general cualquier otro instrumento de pago, de los utilizados o emitidos por instituciones de crédito del país o del extranjero:

  1. Produzca, fabrique, reproduzca, introduzca al país, imprima, enajene, aun gratuitamente, comercie o altere, cualquiera de los objetos a que se refiere el párrafo primero de este artículo;
  2. Adquiera, posea, detente, utilice o distribuya cualquiera de los objetos a que se refiere el párrafo primero de este artículo;
  3. Obtenga, comercialice o use la información sobre clientes, cuentas u operaciones de las instituciones de crédito emisoras de cualquiera de los objetos a que se refiere el párrafo primero de este artículo;
  4. Altere, copie o reproduzca la banda magnética o el medio de identificación electrónica, óptica o de cualquier otra tecnología, de cualquiera de los objetos a que se refiere el párrafo primero de este artículo;
  5. Sustraiga, copie o reproduzca información contenida en alguno de los objetos a que se refiere el párrafo primero de este artículo, o
  6. Posea, adquiera, utilice o comercialice equipos o medios electrónicos, ópticos o de cualquier otra tecnología para sustraer, copiar o reproducir información contenida en alguno de los objetos a que se refiere el párrafo primero de este artículo, con el propósito de obtener recursos económicos, información confidencial o reservada.

Para el ámbito comercial:

Al que sin causa legítima o sin consentimiento de quien esté facultado para ello, respecto de tarjetas de servicio, de crédito o en general, instrumentos utilizados en el sistema de pagos, para la adquisición de bienes y servicios, emitidos en el país o en el extranjero, por entidades comerciales no bancarias:

  1. Produzca, fabrique, reproduzca, introduzca al país, imprima, enajene, aun gratuitamente, comercie o altere, cualquiera de los objetos a que se refiere el párrafo primero de este artículo;
  2. Adquiera, posea, detente, utilice o distribuya cualquiera de los objetos a que se refiere el párrafo primero de este artículo;
  3. Obtenga, comercialice o use la información sobre clientes, cuentas u operaciones de las entidades emisoras de cualquiera de los objetos a que se refiere el párrafo primero de este artículo;
  4. Altere, copie o reproduzca la banda magnética o el medio de identificación electrónica, óptica o de cualquier otra tecnología, de cualquiera de los objetos a que se refiere el párrafo primero de este artículo;
  5. Sustraiga, copie o reproduzca información contenida en alguno de los objetos a que se refiere el párrafo primero de este artículo, o
  6. Posea, adquiera, utilice o comercialice equipos o medios electrónicos, ópticos o de cualquier otra tecnología para sustraer, copiar o reproducir información contenida en alguno de los objetos a que se refiere el párrafo primero de este artículo, con el propósito de obtener recursos económicos, información confidencial o reservada. Para los efectos de este capítulo, se entiende por tarjetas de servicio, las tarjetas emitidas por empresas comerciales no bancarias, a través de un contrato que regula el uso de las mismas, por medio de las cuales, los usuarios de las tarjetas, ya sean personas físicas o morales, pueden utilizarlas para la adquisición de bienes o servicios en establecimientos afiliados a la empresa comercial emisora.

Imponiendo en ambos casos una sanción de prisión de tres a nueve años y de treinta mil a trescientos mil días multa.

En el ámbito del Código Penal Federal las penas son equiparables a las del delito de fraude:

  1. Con prisión de 3 días a 6 meses o de 30 a 180 días multa, cuando el valor de lo defraudado no exceda de diez veces el salario;
  2. Con prisión de 6 meses a 3 años y multa de 10 a 100 veces el salario, cuando el valor de lo defraudado excediera de 10, pero no de 500 veces el salario;
  3. Con prisión de tres a doce años y multa hasta de ciento veinte veces el salario, si el valor de lo defraudado fuere mayor de quinientas veces el salario.

La clonación de tarjetas de crédito o débito, también conocida como Skimming, resulta una práctica cada vez más peligrosa ya que los avances técnicos juegan a favor del delincuente.

El método de clonación es tan rápido que cualquier persona puede convertirse en víctima sin haber percibido ningún tipo de anomalía en los procesos de pago habituales. Los ladrones consiguen acceder a nuestros datos para transferirlos a una tarjeta en blanco o realizar transacciones online, para lo que ni siquiera hará falta el clonado físico.

Podríamos llegar a pensar que éste tipo de engaños solo está al alcance de las grandes organizaciones. Pero conociendo el método y con algunos consejos, podremos evitar, en gran medida, ser víctima de estas estafas.

Modus Operandi

Pongámonos en situación: Usted va a comer a un restaurante de lujo muy conocido internacionalmente y paga con tarjeta. El camarero la recoge. Se lleva la tarjeta hacia la caja y vuelve para que le firme el recibo. Nada extraño en principio, ¿verdad?

Los clonados de tarjeta se producen con un pequeño aparato llamado Skimmer de bolsillo. El nombre ya nos indica que es un aparato realmente pequeño y difícil de detectar tanto por nosotros como por los jefes de personal. El camarero que nos ha cobrado puede esconder este pequeño aparato en su pantalón y utilizarlo tras un mostrador o mientras camina hacia la caja al esconderlo en la mano.

Su funcionamiento es sencillo. El Skimmer es un aparato que utiliza la misma tecnología usada por los cajeros automáticos para leer la banda magnética de las tarjetas. En este caso se realiza la lectura pasándola por una pequeña ranura y los datos quedan almacenados para transferirlos posteriormente a una computadora.

Esto puede pasar en cualquier comercio mediante hábiles movimientos de mano y juegos de despiste. Imagine lo siguiente: Al pagar, el cajero comprueba que el lector no funciona así que lo pasan por otro que, ahora sí, acepta el cargo. Podría esconder un Skimmer en la primera terminal y haber realizado la copia delante de nuestros ojos.

También nos pueden copiar los datos al pasar la tarjeta por un cajero que haya sido manipulado para esconder el Skimmer, o si perdemos o nos roban la cartera.

¿Cómo lo hacen técnicamente?

Los pasos son sencillos, simplemente pasan nuestra tarjeta por el lector que recoge nuestros datos para luego conectarlo a una computadora. En él, mediante un software especializado, podrán acceder a nuestros datos:

  • Nombre y apellido del titular
  • Número de la tarjeta
  • Fecha de expiración
  • Número de seguridad (CVV)

Con estos datos pueden decidir hacer dos cosas: utilizarlos para realizar compras online o finalizar el clonado. Para este último paso cuentan con un codificador de tarjetas que reescribe la información en tarjetas en blanco.

¿Sabía qué la clonación de tarjetas es uno de los principales fraudes que sufren los usuarios de los servicios financieros en el país?

Otros métodos a utilizar por los criminales:

Robo de tarjeta

  • Ofertas en servicios no solicitados
  • Nuevas tarjetas de débito, crédito, reposición de ellas, autos, viajes o múltiples promociones de empresas que dicen darte beneficios con sólo demostrar que eres tarjetahabiente, o depositar alguna cantidad de dinero.
  • Aunque parecen reales, NO ENTREGUE por ningún motivo datos de tarjetas o identificaciones que puedan comprometerle. Ya que con esos datos pueden usurpar su identidad, incluso extorsionarle.

Robo de información confidencial

  • Perdió de vista sus tarjetas en un establecimiento.
  • Recibió la llamada de un extraño y le pidió información personal o confidencial.
  • Le pidieron su tarjeta o los datos de su cuenta bancaria para darle un premio o para algo que no solicitó.

Según los datos del Banco de México en nuestro país existen 143 millones de tarjetas de débito y 30 millones de tarjetas de crédito.

En 2010 la Comisión Nacional Bancaria y de Valores en el capítulo X de su Circular Única de Bancos (consultar aquí) exigió a los Bancos que permitieran obtener información de las tarjetas bancarias con un circuito integrado (chip) en terminales punto de venta y cajeros automáticos.

A la fecha el 69% de las tarjetas de débito en México ya cuentan con chip integrado así como el 100% de las tarjetas de crédito (y muy pocas de las tarjetas no bancarias).

El 100% de los cajeros automáticos y el 99% de las terminales punto de venta cuentan con lectores chip.

El problema radica en las operaciones de comercio electrónico en donde, para llevar a cabo una transacción requieren de únicamente el número de la tarjeta, su vigencia y el código de seguridad (CVV).

Por tanto, han disminuido drásticamente las reclamaciones con tarjeta bancaria presente y se han incrementado en las operaciones con tarjeta no presente (ventas por teléfono y comercio electrónico), tanto bancaria como de servicios.

Para evitar lo anterior, existe un proyecto para la implementación de medidas adicionales de seguridad para el uso de tarjetas no presentes que incorporan entre otras, la autenticación confiable del tarjetahabiente, estableciendo un número de identificación personal (NIP) o código de seguridad para identificarlo que se valida directamente con el banco emisor de la tarjeta como un factor adicional para la autorización de una transacción en Comercio Electrónico.

¿Cómo puedo saber si yo fui víctima de este delito?

Al recibir tu estado de cuenta o notificación de operaciones (revísalo detenidamente). Si encuentras cargos que no has realizado, repórtalos inmediatamente.

Por desgracia la clonación de tarjetas es un ilícito que se detecta hasta que existe algún detrimento económico traducido en cargos no reconocidos a tarjetas de crédito o cuentas del banco de son prácticamente vaciadas de un día para el otro.

Actúa de inmediato. Llama a tu banco para reportar el problema y recuerda darle seguimiento puntual a tu reporte.

¿Cómo puedo prevenir que mis medios de pago sean clonados o la información de los mismos, sea robada?

  • Contratar con el banco el servicio de notificación de cargos
  • Solicita periódicamente un Reporte de Crédito Especial al Buró de Crédito o al Círculo de Crédito:
    • https://www.burodecredito.com.mx
    • https://www.circulodecredito.com.mx

Al utilizar el cajero automático:

  • Verifica que el cajero automático no tenga algo extraño como cámaras o aditamentos superpuestos.
  • No permitas la ayuda de personas extrañas.
  • Cubre con la mano el teclado al momento de digitalizar tu NIP. Así personas externas no podrán ver los números que marcaste.
  • Recuerda que tu tarjeta y NIP son necesarios para el uso del cajero, pero jamás serán necesarios para abrir la puerta del lugar donde se ubique el cajero.
  • Siempre asegúrate de recoger tu tarjeta, dinero y comprobante impreso al terminar de usar el cajero. Y si tiras el ticket a la basura, sólo recuerda destruirlo completamente para que tus datos no sean claros.
  • Si el cajero automático retiene tu tarjeta repórtala inmediatamente.

Al pagar con tarjeta físicamente:

  • Es muy importante que nunca pierdas de vista su tarjeta.
  • Solicita que todos los pagos que realices sean a la vista.
  • Utiliza la tarjeta en sitios comerciales debidamente establecidos.
  • Guarda tus comprobantes, nunca se sabe cuándo podrás necesitarlos.
  • Al firmar, verifica que el número de tarjeta, nombre y monto sean correctos.
  • Si cuentas con firma electrónica, recuerda que no es necesario que realices la firma en físico y cuida que no vean tu NIP al momento de teclearlo en la terminal.

Por medios electrónicos:

  • Verifica que la página cuente con Sello de confianza AMIPCI, que brinda certeza al usuario de que los datos de contacto del comercio son ciertos y que se trata de una empresa y un lugar real, el cual protegerá sus datos personales y financieros.
  • Utiliza una WI-FI o conexión a Internet segura y de preferencia no realices transacciones de banca en línea cuando estés conectado en redes públicas.
  • Instala en tu computadora o dispositivo móvil una solución integral de seguridad y mantenla actualizada.
  • Compra en sitios web conocidos y con buena reputación.
  • La navegación segura inicia con la certeza de que estamos en el sitio deseado. Evite los enlaces de correos y anuncios.
  • Busca y lee cuidadosamente las políticas de privacidad, el aviso de privacidad y las políticas de devoluciones del sitio en el que se está realizando el comercio electrónico.
  • No proporciones demasiados datos personales. La información requerida por la tienda sólo debe ser la necesaria para realizar la compra.
  • Revisa las medidas de seguridad en la transacción (páginas seguras, https, candado verde en el navegador, etc.).
  • Lee cuidadosamente las características del producto que vas a comprar.
  • Busca que exista un medio de contacto y atención al cliente, para resolver dudas previas y posteriores de la compra.
  • Mantén tus contraseñas privadas. No reveles información confidencial por correos electrónicos, mensajes instantáneos, redes sociales, o similares.
  • Establece alertas y revisa cuidadosamente los estados de cuenta bancarios.
  • Utiliza un solo instrumento de pago en línea.
  • Como medida de seguridad adicional, siempre desconéctate y termina la sesión cuando hayas terminado.
  • Revisa el Decálogo de los Derechos Mínimos de los Consumidores en las Transacciones Efectuadas a través del uso de Medios Electrónicos que publicaron conjuntamente PROFECO y AMIPCI, disponible en este sitio.

¿Qué debo hacer si ya descubrí que se cometió el delito?

Reportar la transacción al Banco tan pronto te enteres del cargo no reconocido.

  • Cancela tu tarjeta: llama a tu banco y reporta el fraude inmediatamente para evitar se realicen más cargos.
  • Llena el formato de aclaración que te dará tu banco. El personal del banco está obligado a acusar de recibido la solicitud con folio, fecha y hora.
  • Anexa una declaración de hechos. Tómate tu tiempo. Puede ser de gran transcendencia.

Hay que tomar en cuenta:

  • Que las autoridades financieras obligan a las instituciones financieras a liberarte del pago y a devolverte el monto de tu reclamo si no hiciste el cargo.
  • No aplica si el banco comprueba que la compra se autorizó en algún comercio mediante el chip de tu tarjeta o se utilizó las claves que compartiste con el banco (Claro. Si no reportaste con anticipación la pérdida de la tarjeta).

Presenta una denuncia ante el Ministerio Público, solicitando el apoyo de la Dirección de Ingenierías y Servicios periciales de la PGR para la investigación del delito.

¿Qué instituciones pueden ayudarme?

  • CONDUSEF: Comunícate al 01 800 999 80 80 o visita su sitio.

Recomendaciones psicológicas

  1. Primero que nada, mantener la calma. Recuerda que, aunque el proceso tiende a ser largo es factible que se recupere lo perdido. No te des por vencido.
  2. Sentirse vulnerable es completamente normal. No permitas que esto te genere ansiedad o miedo.
  3. Entra a esta liga en la que podrá encontrar acompañamiento y atención psicológica (en casos de urgencia y/o terapia breve). Recuerda tener paciencia y no actuar por impulso bajo ninguna circunstancia.
  4. Haga lo posible por no alarmarse y permanecer tranquilo. Agote todas sus posibilidades y escuche opiniones de expertos.

Fundamento legal

Noticias relacionadas

15 de diciembre 2016

Fraude en línea (phishing o suplantación de identidad)

Como usuarios de Internet, diariamente, estamos expuestos a un ataque de Phishing.

15 de diciembre 2016

Las pirámides y la prestación de servicios financieros sin autorización

Internet ha logrado que enormes fortunas se creen en tiempo récord de forma ilegal.

15 de diciembre 2016

Extorsión a través de medios electrónicos

Las extorsiones a través de medios electrónicos, son las más socorridas en la actualidad.

¿Fuiste víctima de un Delito?

¡Ayúdanos a reportarlo!

Crear un reporte

Contacto

Por favor escríbenos cualquier observación, comentario o duda. Estaremos al pendiente, ¡gracias!

Enviar un comentario Inscripción a talleres