Cerrar close

Comercialización de obras protegidas por el derecho de autor.

¿Sabías que 8 de cada 10 mexicanos compra productos piratas?

Según números de la cuarta encuesta de hábitos de consumo de productos pirata y falsificados, realizada por el Comité de Derechos de Propiedad Intelectual de American Chamber México; 8 de cada 10 personas han comprado un producto pirata.

Quizás no lo sepas, pero cosas tan simples como cargar un video musical a Youtube sin la autorización de su titular, es un ilícito.

Los tipos más comunes de piratería de obras protegidas por el derecho de autor atañen a los libros, la música, las películas y los programas informáticos.

Libros

El sector editorial es el que por más tiempo se ha enfrentado a la piratería. Cualquier utilización no autorizada de una obra protegida por el derecho de autor, como un libro, un manual escolar, un artículo de periódico o una partitura, constituye una violación del derecho de autor o un caso de piratería, a menos que dicha utilización sea objeto de una excepción a ese derecho. La piratería de las obras impresas afecta tanto a las copias en papel como a las de formato digital.

En algunos países en desarrollo, el comercio de libros pirateados es con frecuencia superior al mercado legal. Las instituciones educativas representan un mercado primordial para los que se dedican a la piratería.

Las actividades que violan el derecho de autor comprenden tanto fotocopiar y/o imprimir y reproducir ilegalmente con fines comerciales libros y otros materiales impresos en formato digital, como distribuir copias impresas o en formato digital.

Música

La piratería en el ámbito de la música abarca tanto el uso ilegal tradicional de contenido musical como la utilización no autorizada de dicho contenido en redes de comunicación en línea. El “bootlegging” (grabación o reproducción ilícitas de una interpretación en directo o radiodifundida) y la falsificación (copia ilícita del soporte físico, las etiquetas, el diseño y el embalaje) son los tipos más comunes de piratería tradicional en la esfera musical. El hecho de cargar ilegalmente y poner a disposición del público archivos musicales o de descargarlos utilizando Internet, se conoce como piratería del ciberespacio o en línea. Dicho tipo de piratería también puede comprender ciertos usos de tecnologías relacionadas con el “streaming”.

Películas

Como en el caso de la música, la piratería cinematográfica puede ser tradicional o perpetrarse mediante Internet. Esta práctica abarca, de manera no exclusiva, la piratería de vídeos y DVD, las filmaciones con videocámaras en salas de cine, el hurto de copias de películas destinadas a los cines, el robo de señales y la piratería de radiodifusión, así como la piratería en línea.

Programas informáticos

La piratería de programas informáticos denota los actos relacionados con la copia ilícita de dichos programas.

Piratería cibernética (en línea)

La descarga o distribución ilícitas en Internet de copias no autorizadas de obras, tales como películas, composiciones musicales, videojuegos y programas informáticos se conoce, por lo general, como piratería cibernética o en línea.

Las descargas ilícitas se llevan a cabo mediante redes de intercambio de archivos, servidores ilícitos, sitios Web y ordenadores pirateados. Los que se dedican a la piratería de copias en soporte físico también utilizan Internet para vender ilegalmente copias de DVD en subastas o sitios Web.

A pesar de que el tráfico de obras protegidas por el derecho de autor utilizando medios electrónicos cada vez más complejos, tales como las redes de intercambio de archivos P2P, los espacios para charla en Internet y los grupos de debate, tiene repercusiones cada vez más negativas en las industrias culturales, también se aduce el argumento de que frenar dicho fenómeno limitaría el derecho de acceso a la información, el conocimiento y la cultura.

Estadísticas

En cifras de la Sociedad de Autores y Compositores de México, la descarga ilegal de música y obras audiovisuales, genera pérdidas por 16 mil millones de pesos.

La Business Software Alliance (BSA) realiza anualmente un estudio sobre el monto y el impacto económico de copias no autorizadas de software. Para el año 2011 se estimó que la tasa de software no autorizada ascendía al 42%, cuyo costo para la industria alcanzaría los 63.000 millones de dólares.

Sin embargo, para el siguiente año México fue una de las naciones que lograron reducir en 3 puntos sus índices de software sin licencia.

Puede consultar el estudio completo de 2016 en esta ligaLee aquí el documento.

Ejemplos

Producción de discos piratas. Mira la nota aquí.

Descarga ilegal de música. Mira la nota aquí.

Descarga ilegal de películas aumenta 400% anual. Mira la nota aquí.

En esta liga podrá encontrar un estudio de la PROFECO respecto de los diferentes tipos de piratería en México. Mira la nota aquí.

¿Qué es?

En términos de lo dispuesto en el artículo 424 fracción III del Código Penal Federal, se sancionará con prisión de seis meses a seis años y multa, a quien use en medios electrónicos o informáticos, de forma dolosa, con fines de lucro y sin la debida autorización, las obras protegidas por la Ley Federal del Derecho de Autor.

Asimismo, en el artículo 424 bis fracción I del Código Penal Federal, se tipifica como delito la conducta consistente en que una persona reproduzca, almacene, distribuya, venda o arriende a través de medios informáticos copias de obras, fonogramas, videogramas o libros, protegidos por la Ley Federal del Derecho de Autor, en forma dolosa, con fin de especulación comercial y sin la debida autorización, misma que se sanciona con una pena privativa de libertad de tres a diez años y multa.

Por otro lado el artículo 425 del Código Penal Federal tipifica como delito, la conducta consistente en que una persona que a sabiendas y sin derecho, explote con fines de lucro una interpretación o una ejecución, misma que está sancionada con seis meses a dos años de prisión y multa.

Es importante tener en cuenta, que además de estas sanciones, los titulares afectados tendrán el derecho de acudir a una instancia Civil a demandar la reparación de daños y perjuicios que les hayan sido ocasionados con motivos de dichas conductas.

Cabe destacar que el término uso o explotación, incluyen cualquier conducta que esté dirigida a obtener un beneficio a través de la obra violentada.

El uso y explotación de obras autorales, sin autorización de su titular, es una actividad ilícita que involucra, no solo a quienes las ponen en venta, sino a quienes las almacenan, producen, transportan y consumen, por lo cual se generan pérdidas económicas importantes para los creadores de obras, que son personas que realizan aportes significativos al desarrollo cultural y económico del país.

Debido a los alcances de los medios electrónicos e informáticos, se pueden cometer dichos delitos desde lugares remotos, asimismo, se facilita la reproducción, almacenamiento y distribución de obras en formato digital

La realización de dichas actividades ilícitas, traen pérdidas económicas a sus titulares, y al fisco pues no se reportan los impuestos por la venta de los mismos.

La venta de obras y otros productos apócrifos en México, reditúan en unos 236,800 millones de pesos anuales. (Canacintra)

¿Cómo puedo prevenir ser víctima de este delito?

Éste delito es difícil de prevenir, toda vez que su comisión se realiza por medios informáticos, los cuales no conoce de fronteras, y debido a ello, se puede estar usando, explotando, reproduciendo, distribuyendo, vendiendo o arrendando obras en una página que esté visible en México, pero que se esté operando desde otro país.

Sin embargo, existen diversos medios legales que están al alcance de todos, con los cuales se pueda inhibir dicha conducta, para evitar daños y perjuicios que no se puedan reparar, tales como acudir ante la Autoridad competente a interponer una solicitud de infracción, solicitando el bloqueo de la página en la cual se están violentando los signos distintivos, y así; de considerarlo procedente, se concederá dicha petición y en consecuencia de ello pedirá a los proveedores de servicios de internet que realicen el bloqueo, con lo cual ningún usuario podrá visualizar dicha página.

¿Qué debo hacer si ya fui víctima de este delito?

Acudir ante el Ministerio Público a presentar una denuncia de hechos, para que se comiencen a tramitar los procedimientos y se inhiban dichas conductas lesivas.

Los delitos de uso, explotación, venta, distribución, etc. de obras autorales se persigue de oficio, sin embargo, se recomienda denunciarlo con la autoridad competente si se tiene conocimiento de que se está llevando a cabo.

¿Qué instituciones pueden ayudarme?

  • Unidad Especializada en Investigación de Delitos contra los Derechos de Autor y la Propiedad Industrial (UEIDDAPI) de la Procuraduría General de la República: pirateria@pgr.gob.mx
  • Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, a la Dirección Divisional de Protección a la Propiedad Intelectual. Consulta su sitio.

Fundamento legal

Noticias relacionadas

17 de diciembre 2016

Revelación de secretos industriales

Con las ventajas que ofrecen los medios informáticos, se ha popularizado más dicha práctica.

17 de diciembre 2016

Uso de signos distintivos

Lo más pirateado físicamente en México es la música, las películas y la ropa.

¿Fuiste víctima de un Delito?

¡Ayúdanos a reportarlo!

Crear un reporte

Contacto

Por favor escríbenos cualquier observación, comentario o duda. Estaremos al pendiente, ¡gracias!

Enviar un comentario Inscripción a talleres