Cerrar close

Violación de correspondencia

¿Sabías que al menos el 22% de los mexicanos ha leído los mensajes de su pareja sin su consentimiento?

Existe una delgada línea en la violación de correspondencia que es muy fácil cruzar cuando un usuario conoce las contraseñas de otro. Leer los correos electrónicos, mensajes de texto o cualquier otra forma de comunicación de un tercero, sin su autorización, está prohibido por la ley.

La correspondencia es una comunicación privada entre dos partes. A pesar de los avances tecnológicos, los canales privados de comunicación deben permanecer con esa característica.

El delito de violación de correspondencia se da en dos casos, cuando se abre una correspondencia escrita que no estaba dirigida a la persona o cuando se intercepta la misma y se guarda, aunque no se acceda a su contenido.

Estadísticas

En un estudio que se llevó a cabo en 2013 en Reino Unido y que se publicó en el diario The Telegraph, el 34% de las mujeres reconoció que había husmeado en el teléfono celular de su pareja o expareja sin que esta se enterara; El 62% (casi el doble de los hombres), reconoció haber hecho lo mismo, según el estudio que se hizo entre 2,081 adultos en Reino Unido que estaban involucrados en una relación en ese entonces; El 31% (casi una tercera parte), de los participantes, dijo que consideraría poner fin a la relación si se enterara de que su pareja había estado husmeando en sus mensajes de texto, correos electrónicos y mensajes en redes sociales en su teléfono celular sin su consentimiento.

Mientras que en México, en un estudio elaborado por The Competitive Intelligence Unit, en 2015, al menos 22% de las personas admitieron haberlo hecho y de entre estos, 48% lo hicieron sin el consentimiento de su pareja. Detrás del hecho de revisar el Smartphone o tableta de la pareja subyacen diversas razones. Unas parecen neutras, como que 58% de esas personas lo hace por “simple curiosidad”. Otras explicaciones suenan poco alentadoras, ya que 37% se vio “obligado a revisar por actitudes sospechosas de su pareja o por mera desconfianza”. En contraste, sólo 5% lo hace “por amor a su pareja” o al menos es la excusa que se dan a sí mismos para justificar su actuación.

De acuerdo con datos recabados con motivo del día del amor y la amistad, se obtuvo que la mitad de las veces que las parejas revisan algún dispositivo de su compañero, éste se encuentra presente. Las veces restantes, él o ella aprovecha cuando su “media naranja” necesita acudir al baño (29%), atender otras ocupaciones (14%) o dormir (7%) y así echar un ojo a sus comunicaciones.

Ejemplos

Es importante recordar que violar la correspondencia es un delito aún y cuando se trate de nuestra pareja. Mira la nota aquí.

¿Qué es?

El Código Penal del Estado de Coahuila de Zaragoza incluye dos definiciones dentro del delito de Violación de Correspondencia en su artículo 289:

“Se aplicará prisión de tres días y seis meses y multa:

I. Apertura. A quien abra indebidamente una comunicación escrita que no esté dirigida a él.

II. Interceptación. A quien indebidamente intercepte y guarde una comunicación escrita que no le esté dirigida, aunque no se imponga de su contenido.”

Existe una exclusión de sanciones para este delito, tal como plantea el artículo 290 del Código Penal del Estado de Coahuila de Zaragoza, la cual se encuentra en términos similares en el artículo 172 del Código Penal Federal:

“No se considera que obran delictuosamente los padres, tutores, cónyuges, concubina, o concubinario: Que abran o intercepten las comunicaciones escritas dirigidas a sus hijos bajo su patria potestad, o a las personas que se hallan bajo su guarda, o al otro cónyuge, concubina o concubinario.”

Otra conducta que puede incluirse en la violación de correspondencia es la que se describe en el artículo 166 del Código Penal Federal, primer párrafo:

“A las personas que por razón de su cargo o empleo en empresas de telecomunicaciones, ilícitamente proporcionen informes acerca de las personas que hagan uso de esos medios de comunicación, se les impondrá pena de tres meses a tres años de prisión y serán destituidos de su cargo.”

En esa misma línea, el artículo 167 en su fracción VI estipula: “Se impondrán de uno a cinco años de prisión y de cien a diez mil días multa:

VI.- Al que dolosamente o con fines de lucro, interrumpa o interfiera las comunicaciones, alámbricas, inalámbricas o de fibra óptica, sean telegráficas, telefónicas o satelitales, por medio de las cuales se transfieran señales de audio, de video o de datos.”

Por otra parte, el Código Nacional de Procedimientos Penales en su Artículo 291, habla sobre la intervención a las comunicaciones privadas. Se expresa que esta intervención sólo puede realizarse para investigaciones del Ministerio Público, previa autorización de un Juez de control competente, expresando el objeto y la necesidad de la intervención.

Por lo tanto, si un empleado de empresas de telecomunicaciones quisiera alegar como justificación de sus acciones la imperiosa necesidad o emergencia del caso, deberá recordar este precepto, pues cometerá un delito, aunque considere que está colaborando con la justicia.

¿Cómo puedo saber si yo fui víctima de una violación de mi correspondencia?

Usted puede enterarse de que terceras personas tuvieron acceso a sus comunicaciones porque conocen información que sólo se contenía en una determinada comunicación. Con los avances tecnológicos, debe prestar especial atención a sus dispositivos electrónicos, especialmente si escucha interferencia constantemente mientras utiliza su teléfono, si se percata de nuevos programas instalados en sus dispositivos electrónicos, o si utiliza frecuentemente programas de acceso remoto.

Recuerde que si alguien hace público lo que ya está publicado en sus redes sociales, no es una violación de correspondencia, a menos que la comunicación haya sido por un canal privado.

Es fundamental que tome en cuenta que las penas para este delito en el Estado de Coahuila de Zaragoza oscilan entre los 3 días y 6 meses de prisión, además de multa. En el caso del Código Penal Federal, las penas son de 3 a 180 jornadas de trabajo en favor de la comunidad. Este delito sólo se persigue por querella, pero comparado con otros, la violación de correspondencia tiene penas especialmente bajas. Sin embargo, el daño que un tercero le puede ocasionar al conocer su correspondencia es mucho mayor, por lo que se recomienda que se tomen todas las medidas posibles para prevenirlo.

¿Cómo puedo prevenir que violen mi correspondencia?

Debe mantener sus dispositivos electrónicos (teléfono celular, tableta, computadora, etc.) siempre con contraseña. Sin embargo, nunca debe mantener sus contraseñas escritas, mucho menos si ese papel lo va a conservar cerca de tus dispositivos. Recuerde que entre más difícil sea su contraseña existen menos posibilidades de que violen su correspondencia.

Si utiliza programas de acceso remoto, debe contar con programas de seguridad en sus equipos electrónicos. Además, debe tener precaución con las páginas web que visita y los enlaces en los que ingresa, en especial si esos enlaces los encuentra en correos electrónicos de desconocidos. Pueden ser sitios controlados por delincuentes que están a la espera de recopilar datos de nuevos usuarios.

¿Qué debo hacer si ya descubrí que mi correspondencia fue violada?

Si la correspondencia que descubrió violada o interceptada contiene información confidencial, datos personales o patrimoniales, debe ponerse en contacto con la institución o particular que le envió la comunicación y advertirles sobre el posible delito, además, si la comunicación contenía datos bancarios, deberá ponerse en contacto con su banco y probablemente, pedir la cancelación y reposición de sus tarjeta.

Debe acudir al Ministerio Público a denunciar los hechos para dar inicio a la investigación de su caso; al presentar la denuncia debe solicitar el auxilio de la Policía cibernética y la Dirección de Ingenierías y Telecomunicaciones en Materia Forense de la Procuraduría General de la República para la investigación del delito.

Es muy recomendable que también denuncie los hechos ante la Comisión Nacional de Seguridad.

¿Qué instituciones pueden ayudarme?

A continuación, le presentamos la referencia o ligas de las instituciones gubernamentales y civiles que pueden ayudarle:

  • Procuraduría General de Justicia del Estado de Coahuila. Consulta su sitio.
  • Policía Cibernética de Coahuila:

Av. Humberto Castilla Salas # 600,

Centro Metropolitano de Saltillo,

C.P.: 25050.

Teléfono: (844) 438 0700

Ext.: 7577, 7578, 7579

Correo Electrónico:

policiacibernetica.pgje@coahuila.gob.mx

  • Equipo de Respuesta a Incidentes de Seguridad Informática de la UNAM. Consulta su sitio.
  • Jurídicas. Consulta su sitio.
  • Derecho y cambio social. Consulta su sitio. 
  • Scjn. Consulta su sitio.

Fundamento legal

Noticias relacionadas

17 de diciembre 2016

Falsificación de documentos

Los avances tecnológicos hacen que el delito de falsificación de documentos siga en aumento.

17 de diciembre 2016

Acceso ilícito a sistemas de cómputo

El acceso ilícito a sistemas informáticos, además de ser una falta, es la puerta a otros delitos.

17 de diciembre 2016

Revelación de secretos e información confidencial

Más de 250 mil documentos y conversaciones confidenciales han sido expuestas ilegalmente.

¿Fuiste víctima de un Delito?

¡Ayúdanos a reportarlo!

Crear un reporte

Contacto

Por favor escríbenos cualquier observación, comentario o duda. Estaremos al pendiente, ¡gracias!

Enviar un comentario Inscripción a talleres