Cerrar close

Turismo sexual

¿Sabías que México es el principal destino de turismo sexual infantil en América Latina?

¿Sabías que la pena por este delito puede alcanzar hasta 16 años de prisión?

El turismo sexual es una forma de explotación sexual, cuando las víctimas de esta explotación son menores de edad, o personas que no tienen capacidad para comprender o resistir el significado de este hecho, estamos ante la presencia de un delito federal severamente castigado.

El delito lo comete tanto aquél que promueve de alguna manera el turismo sexual, como aquél que lleva a cabo los actos sexuales reales o simulados con uno o varios menores de edad.

Esta conducta delictiva está íntimamente ligada al delito de trata de personas y al de pornografía infantil, por lo que te invitamos a leer los contenidos relacionados con estos delitos.

Estadísticas

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos advirtió que, con base en datos del INEGI, UNICEF y el DIF, se calcula que, en el país, hasta 20,000 niñas, niños y adolescentes son sometidos a esclavitud sexual; sin embargo, otras fuentes indican que esta cifra llega a 70,000.

De acuerdo con las estadísticas recabadas por el organismo, 40% de las víctimas de trata en México son personas menores de 18 años, muchas de ellas sometidas a explotación sexual, frente a 42% de víctimas adultas; y en el 18% restante, no se especificó su edad.

Aunque no existen datos completamente fiables sobre turismo sexual con menores. UNICEF calcula que son 1,8 millones de niños y niñas quienes la sufren.

Así como no hay cifras exactas de los afectados, tampoco es sencillo conocer quiénes son los abusadores. Los flujos suelen describir un patrón, el mismo que el del propio turismo de países ricos a países pobres.

Las organizaciones denuncian que cada vez son más los ciudadanos de Estados Unidos y Canadá que aprovechan la vulnerabilidad de niños en Centroamérica y Latinoamérica. También a estos destinos acuden europeos, como al sudeste asiático, aunque aquí hay diferencias.

Una encuesta de la organización AIDéTouS realizada en 2002 mostró que de las 4.214 visitas con propósitos sexuales de las que hubo registro en Camboya, un 36% de los clientes fueron locales, un 42% asiáticos orientales (chinos, vietnamitas y japoneses).

Ejemplos

Desmantelan red de turismo sexual en Cancún en enero de 2016. Mira la nota aquí.

PGR investiga casos de comercio sexual en Guerrero. Mira la nota aquí.

Caso Walter Sulk. Mira la nota aquí.

Formal prision a canadiense corrupcion menores en acapulco. Mira la nota aquí.

Estadísticas presentadas por la Policía Federal. Mira la nota aquí.

¿Qué es?

El turismo sexual infantil, representa la explotación sexual de niñas y niños, o adolescentes a cambio de un pago por parte de turistas nacionales o extranjeros a personas que promocionan lugares turísticos, cuyo mayor atractivo no lo constituye el lugar en si, sino la inclusión de niñas y niños para su explotación sexual, en lugares accesibles para el ejercicio impune de este tipo de violencia sexual, por lo que en él concurren tres partes, el oferente, la víctima, que es una persona menor de edad, y el turista pedófilo cuya intención es perpetrar una serie de delitos insospechados, como la privación ilegal de la libertad con fines sexuales, la violencia física, psicológica, que algunas veces desemboca en el homicidio de las víctimas.

En términos del Código Penal Federal, en el Capítulo III, del Título Octavo de los Delitos contra el Libre Desarrollo de la Personalidad, en sus artículos 203 y 203 BIS: “Comete el delito de turismo sexual quien promueva, publicite, invite, facilite o gestione por cualquier medio a que una o más personas viajen al interior o exterior del territorio nacional con la finalidad de que realice cualquier tipo de actos sexuales reales o simulados con una o varias personas menores de dieciocho años de edad, o con una o varias personas que no tienen capacidad para comprender el significado del hecho o con una o varias personas que no tienen capacidad para resistirlo.

Al autor de este delito se le impondrá́ una pena de siete a doce años de prisión y de ochocientos a dos mil días multa.”

“… A quien realice cualquier tipo de actos sexuales reales o simulados con una o varias personas menores de dieciocho años de edad, o con una o varias personas que no tienen capacidad para comprender el significado del hecho o con una o varias personas que no tienen capacidad para resistirlo, en virtud del turismo sexual, se le impondrá́ una pena de doce a dieciséis años de prisión y de dos mil a tres mil días multa, asimismo, estará́ sujeto al tratamiento psiquiátrico especializado.”

En virtud del bien jurídico tutelado y del alto impacto que tiene en la sociedad, este delito es considerado como grave; por desgracia, México es uno de los destinos turísticos sexuales más atractivos, ciudades como Cancún, Acapulco, Ciudad Juárez, Guadalajara y Tijuana, se han convertido en focos rojos de esta actividad ilícita. En 2005, según cifras del Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), 20,000 menores fueron víctimas de la prostitución. Numerosas investigaciones sobre turistas sexuales estadounidenses han llevado a las autoridades a detectar crímenes cometidos en México.

Este delito se encuentra íntimamente ligado a otros tales como: la trata de personas, la pornografía infantil y el lenocinio.

La Ley Federal contra la Delincuencia Organizada, sanciona esta actividad refiriendo en su artículo 2º fracción V: “Cuando tres o más personas se organicen de hecho para realizar, en forma permanente o reiterada, conductas que por sí o unidas a otras, tienen como fin o resultado cometer alguno o algunos de los delitos siguientes, serán sancionadas por ese solo hecho, como miembros de la delincuencia organizada:

V. Corrupción de personas menores de dieciocho años de edad o de personas que no tienen capacidad para comprender el significado del hecho o de personas que no tienen capacidad para resistirlo previsto en el artículo 201; Pornografía de personas menores de dieciocho años de edad o de personas que no tienen capacidad para comprender el significado del hecho o de personas que no tienen capacidad para resistirlo, previsto en el artículo 202; Turismo sexual en contra de personas menores de dieciocho años de edad o de personas que no tienen capacidad para comprender el significado del hecho o de personas que no tiene capacidad para resistirlo, previsto en los artículos 203 y 203 Bis; Lenocinio de personas menores de dieciocho años de edad o de personas que no tienen capacidad para comprender el significado del hecho o de personas que no tienen capacidad para resistirlo, previsto en el artículo 204; Asalto, previsto en los artículos 286 y 287; Tráfico de menores o personas que no tienen capacidad para comprender el significado del hecho, previsto en el artículo 366 Ter, y Robo de vehículos, previsto en los artículos 376 Bis y 377 del Código Penal Federal, o en las disposiciones correspondientes de las legislaciones penales estatales o del Distrito Federal”

Gracias al incremento y penetración de Internet y las Tecnologías de la Información y la Comunicación; los medios de atracción de la víctima y de comisión del delito se han sofisticado y democratizado, es decir, hoy en día podemos encontrar en las redes sociales, páginas o grupos privados dedicados a la promoción del turismo sexual, la pornografía infantil o la prostitución de niños y adolescentes.

Es por ello que en este estudio orientado al análisis del cibercrimen en el Estado de Coahuila, se mencionan estos delitos cuya ejecución no es exclusivamente a través de medios electrónicos, pero éstos significan un factor esencial dentro de su comisión.

¿Cómo puedo actuar ante la sospecha de que alguien está promoviendo el turismo sexual, o bien, si he recibido ofertas de servicios de turismo sexual?

Es importante señalar que, en la mayoría de los Estados de la República, el turismo sexual es considerado como delito grave; por lo que es deber de todos, denunciar ante las autoridades correspondientes cualquier página, anuncio, cuenta de red social, o cualquier otro medio electrónico a través del cual se ofrezcan servicios turísticos sexuales sobre todo en caso de menores de edad. A continuación se mencionan casos, por si sospecha del delito lo reporte de inmediato a las autoridades:

a. Un turista abusando sexualmente de un menor. Al viajar, no dude en denunciar comportamiento sospechoso que pudiera tratarse de explotación sexual a las autoridades locales.

Esto incluye a un adulto tocando a un menor de manera inapropiada, u obligándole a tocarle de manera inapropiada. También puede tratarse de un turista realizando abuso que no implique contacto, como exponerse ante el menor, pedirle a un menor que se desvista, obligar a menores a tocarse o fotografiarles en estas situaciones.

b. Una persona que vende a un menor. Posiblemente se trate de una persona en un bar, hotel, club o incluso en un burdel, que pregunta a turistas si desean sostener relaciones sexuales con un menor. A menudo, se trata de intermediarios que trabajan en la industria del turismo (taxistas, meseros, etc.), quienes ofrecen sexo con menores a los turistas.

c. Un turista que intenta comprar a un menor para su explotación sexual

Un turista que se dirige a los habitantes locales, al personal del hotel o a otros profesionales del turismo, o incluso a otros turistas, preguntando dónde él, o ella puede pagar por sexo con niños o adolescentes. A este tipo de turista posiblemente se le observe entrando a un burdel, club o salón de masajes que se sabe que comercia sexualmente con menores.

d. Un hotel o compañía de viajes que permite la explotación de niños, niñas o adolescentes. Si el personal del hotel no verifica la edad de niños o niñas que entran al hotel acompañando a un/a huésped/a y que evidentemente no son familiares, el hotel posiblemente este facilitando la explotación sexual de niños y adolescentes en el turismo y debe ser denunciado. De manera similar, si un miembro del personal del hotel se dirige a los huéspedes y les ofrece sexo con menores, ellos y el hotel deben ser reportados. También puede suceder que una operadora turística, guía turística u otra empresa de viajes (de excursiones o senderismo, turismo de aventura, cruceros) lleve a los turistas a lugares donde pueden tener acceso libre a menores. Estas empresas están practicando el turismo sexual con niños y deben ser denunciados a las autoridades locales o internacionales.

Si es posible, proporcione:

a. El nombre del turista sexual.

b. El país de origen o incluso su número de pasaporte,

c. Una descripción física del turista sexual.

d. La fecha y ubicación del lugar del incidente de explotación por ejemplo el hotel u otro tipo de hospedaje.

¿Cómo puedo prevenir ser víctima de turismo sexual?

Las actividades sexuales de cualquier naturaleza deben ser un acto libre y que respete nuestra dignidad; si a cambio de algún tipo de beneficio de carácter económico, bien, o servicio, le solicitan algún tipo de acto sexual o le obligan a través de amenazas o extorsión a que lleve a cabo actos sexuales en contra de su voluntad, podría ser víctima de uno o varios delitos, incluyendo el de turismo sexual.

Es fundamental que denuncie ante el Ministerio Público este tipo de propuestas o amenazas o si eres menor de edad pide ayuda a tus padres, maestros o alguna persona de tu familia que sea mayor de edad que pueda orientarte y auxiliarte, no estás sólo y aún estás a tiempo de prevenir ser víctima de explotación sexual, no tengas pena por denunciar cualquier tipo de propuesta sexual de esta naturaleza.

Para acompañar su denuncia, es importante que guarde las conversaciones o mensajes a través de los cuales recibió dicha invitación, o bien, si encontró algún tipo de convocatoria a través de redes sociales o página de Internet es importante que realice una captura de pantalla y guarde la referencia de éstas.

Recuerde que ningún tipo de satisfactor económico u objeto vale lo suficiente como para que pierda su libertad y en el caso de los menores de edad, interrumpan su sano desarrollo psicosexual.

¿Qué instituciones pueden ayudarme?

A continuación, encontrará la liga a diversas instituciones que pueden ayudarle en caso de que haya sido víctima de turismo sexual:

  • Denuncia a través de la Comisión Nacional de Seguridad. Consulta su sitio.
  • Llame al servicio de Llamadas de Emergencias al 911 que ya se encuentra implementado en el Estado de Coahuila.
  • Ministerio Público de Coahuila. Consulta su sitio.
  • Listado de Instituciones Internacionales relacionadas con el Turismo Responsable. Consulta su sitio.

Recomendaciones psicológicas

Los turistas sexuales pueden ser casados o solteros, hombres o mujeres (aunque la mayoría son varones), provenientes del extranjero o nacionales, turistas pudientes o en plan económico, de un nivel socioeconómico alto o con una situación personal de desventajas sociales. De esta forma, aunque no cuentan con características físicas, patrones de comportamiento social o hábitos específicos que los distinguen de los demás, es posible dividirlos en tres categorías distintas:

  • Turista sexual ocasional.
  • Turista sexual preferencial.
  • Pedófilo.

Si usted ha sido víctima de turismo sexual, intente guardar la calma y no dude en pedir ayuda psicológica de emergencia.

Fundamento legal

Noticias relacionadas

16 de diciembre 2016

Sexting

Es el envío de contenidos de tipo sexual a otras personas por medios electrónicos.

16 de diciembre 2016

Difamación y calumnia a través de medios electrónicos

¿Libertad de expresión o desacreditar a alguien publicando algo en su contra?

16 de diciembre 2016

Acoso virtual y ciberbullying

En México; la quinta causa de muerte en los jóvenes son las redes sociales.

¿Fuiste víctima de un Delito?

¡Ayúdanos a reportarlo!

Crear un reporte

Contacto

Por favor escríbenos cualquier observación, comentario o duda. Estaremos al pendiente, ¡gracias!

Enviar un comentario Inscripción a talleres